Por esta razón votar por Parra y Padilla es votar por un Quindío sin agua. Caso EPQ (Parte I)

Fuente: Quindío Noticias

Jorge Ricardo Parra, candidato a la Gobernación del Quindío, no puede hablar de la defensa de EPQ ni del agua de los quindianos en su discurso de campaña, por una razón sencilla: representa al grupo político que las ha controlado durante una década, a costa del sufrimiento de los habitantes de 10 municipios del departamento.

Y si lo hiciera caería en el cinismo, pues mentiría sin vergüenza, mientras en privado defiende “algo que merece desaprobación general”, en este caso, jugar con el agua de los quindianos. ¿Y quiénes son los culpables? Los integrantes del partido Cambio Radical y del partido de la U, los que los avalan, los que quieren continuar atornillados al poder para hacerle daño a un pueblo que debe despertar.

En Buenavista, Circasia, Filandia, Génova, La Tebaida, Montenegro, Pijao, Quimbaya y Salento, todos padecen por la falta de agua: cada día de sed ha sido por ellos, cada penuria por la falta del preciado líquido ha sido por ellos, los mismos que en el mandato de Sandra Paola Hurtado como gobernadora, 2012-2015, convirtieron a la empresa en un fortín político, en nada más.

La gente perjudicada protesta, cierra vías, exhibe sus dramas: no poder bañarse ni vaciar el baño o tener que caminar largos trayectos para llenar un balde; pero no pasa nada, pues quienes pueden promover el cambio y tomar las decisiones no escuchan y miran hacia otra dirección, sin importarles el sufrimiento del pueblo.

El actual gerente de las empresas ha dicho que tienen ganancias, que cerraron el año 2022 con un superávit, y yo me pregunto para qué unas utilidades económicas si la gente no está feliz y se llena de rabia cuando al girar las manijas de sus llaves no siente caer ni una sola gota de agua y tienen que hacer humillantes filas frente a carrotanques.

Los que apoyan a Parra convirtieron a la empresa en un fortín político, en nada más. Cuando José Manuel Ríos Morales perdió las elecciones a la alcaldía de Armenia, en 2015, al poco tiempo llegó al cargo de subgerente administrativo, donde estuvo bajo el mando de James Padilla, el hoy candidato a la Alcaldía de Armenia, que ocupaba la gerencia y con quien hoy conforma la denominada fórmula PAPA. La lista es larga, incluido el congresista John Edgar Pérez, que fue asesor del gerente Padilla en EPQ.

Sandra Paola Hurtado, inhabilitada por corrupción, hoy está en la campaña de Parra, al igual que el líder de la U en el Quindío, César Augusto ‘Toto’ Pareja, que han priorizado convertir a la empresa en una máquina de hacer dinero sin que la ciudadanía entre en la ecuación: pues no importa, y yo me pregunto ¿de qué vale un superávit si la gente sigue con sed?

A nadie le gusta el servicio que prestan, pero ellos se aferran a ese poder que hiere al pueblo. Que no los queremos, dice la gente, pero ellos se quedan; que su servicio es funesto, gritan en Montenegro, pero ellos permanecen; que tenemos sed, suplican en Filandia, pero ellos los ignoran, no se sonrojan, pues no tienen escrúpulos.

“Montenegro 3 días sin agua gracias a la nefasta EPQ y una inoperante administración municipal”, tituló 180 Grados Quindío; “Alcalde de Filandia pide salir de EPQ y que acueducto y alcantarillado lo asuma empresa local”, encabezó la Nueva Crónica; “Circasia en Quindío sin agua, comerciantes y ciudadanos exigen soluciones a EPQ”, publicó Caracol Radio. Las búsquedas en Google muestran el problema a un click de distancia.

Si bien EPQ tiene una junta directiva encabezada por el Gobernador del Quindío y por los alcaldes de 3 municipios, Montenegro, Quimbaya y Circasia, esta no coadministra, como no lo hacen el Consejo Superior de la Universidad del Quindío o las juntas directivas de los hospitales de la red pública departamental o las de los entes descentralizados. 

Estas dan recomendaciones y sugerencias, las cuáles pueden ser o no son tenidas en cuenta, porque EPQ, empresa de servicios públicos domiciliarios, tiene autonomía financiera, jurídica y administrativa y también tiene sus propias prioridades y se ha dedicado, mediante la contratación, a financiar las campañas de políticos como Parra y Padilla o de los candidatos a alcaldías en municipios en los que tiene cobertura para que estos no promuevan el cambio y sigan permitiendo que el pueblo no pare de sufrir.

En la Parte II, espere cómo este grupo se atornilló en el poder de EPQ.

Esta información se publica por razones de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *